El bruxismo. Apretar y rechinar dientes.

Algunas veces nos levantamos por la mañana con cierto dolor en la articulación de la mandíbula, con dolores musculares en cara y sobre todo en el maxilar, incluso en el cuello.

Mirate en el espejo, abre la boca y asegurate de que no tienes los dientes desgastados o planos... porque si los tienes así lo que pasa es que apretas o rechinas los dientes mientras duermes. Y a esto ... se le llama Bruxismo.

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar a dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído.

El bruxismo puede estar vinculado al estrés de la vida, el trabajo, vida social u obligaciones cotidianas se van acumulando y aparecen en forma de tensiones, en este caso en los músculos de la mandíbula.

El bruxismo o bruxomania que afecta a adultos o niños y a ambos sexos por igual aunque la edad más frecuente de inicio está entre los 17 y los 20 años, y la remisión espontánea se suele producir después de los 40 años de edad en los casos de bruxismo crónico, aunque puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.
El bruxismo diurno suele ser más apretador que rechinador, el bruxismo nocturno puede ser de ambas formas: en algún momento del día, ya sea por el trabajo o por cualquier otra causa, se ha cogido el hábito de apretar con los dientes al mismo tiempo. Sigue siendo controvertida la diferencia en fuerza de la mordida entre hombres y mujeres.

Para no hacer largo este post, en el siguiente veremos que tratamientos hay, enlace.
¿Quieres ver el bruxismo infantil? enlace.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...