Consejos para quitar el mal aliento.

El mal aliento se produce por más de una causa y entre todas, el mal aliento a causa de una higiene incompleta de la boca (no solo la dentadura) es la más común. Este tipo de mal aliento se hace a causa de unas bacterias que residen en la boca y que segregan compuestos de azufre... y este, tiene un olor nauseabundo.

En principio bastaría con realizar una buena limpieza. Para ello, puedes ver como limpiarse bien los dientes apretando en el siguiente enlace. Pero no siempre es suficiente, y por más que nos empeñemos no conseguimos obtener los resultados que queremos. Y aunque ya vimos el tema anteriormente (enlace) , estos son algunos consejos más que nos muestra un experto en http://comunidad.biensimple.com/, aquí te dejo los consejos:


1.- Evita comer alimentos con sabores fuertes como la cebolla, el ajo, el café, el alcohol y toda clase de comidas picantes.

2.- ¡Deja el cigarrillo!: Además de ser perjudicial para tus pulmones, fumar es una de las principales causas del mal aliento, además del efecto que la nicotina produce sobre tus dientes, manchándolos y dejándolos amarillos.

3.- Realiza una correcta higiene dental: Cepíllate los dientes y la lengua después de cada comida y antes de irte a dormir. Pero no olvides que el cepillado no es suficiente, el uso de seda dental y enjuague bucal también son relevantes.

4.- Bebe mucha agua: Te mantendrá hidratado, fresco y con la boca limpia.

5.- Si no tienes tu cepillo de dientes a mano, y ya terminaste de comer, come una manzana. Esta fruta tiene propiedades que eliminan el sarro y, además, el mal aliento.

6.- Agrega a tu pasta dental un poco de bicarbonato de sodio, ya que tiene la propiedad de eliminar los malos olores.

Una oclusión deficiente, una masticación deficiente.

Una buena oclusión dental hace que la masticación se produzca de una manera eficiente.

Normalmente las causas de la mala oclusión dental son varias y por tanto el tratamiento será diferente.

Las causas más comunes:

1º- Paladar hendido o estrecho.
2º- Hábitos de la infancia como chupar dedo, presionar los dientes con la lengua, usar biberón o chupete después de los tres años y tomar biberón durante mucho tiempo
3º- Dientes extras, malformados, impactados o perdidos
4º- Obturaciones, coronas, prótesis, retenedores y correctores dentales mal ajustados
5º- Mala alineación de fracturas de la mandíbula después de una lesión grave
6º- Tumores de la boca y la mandíbula


Lo que sí se sabe es que la oclusión dental tiene que ver mucho a la hora de masticar los alimentos, más incluso que la fuerza de mordedura. Básicamente la correcta masticación es mejor a mayor superficie de contacto entre los dientes.

Además, una mejor masticación hace que el bolo alimenticio entre más fácil y se digiera mejor, facilitando la digestión y la asimilación de nutrientes.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...