Sobre la ortodoncia.

Cuando existen problemas derivados de una mala posición de los dientes (ENLACE), casi siempre se acude a la ortodoncia, que no es más que un sencillo aparato que aplica fuerzas a los dientes para desplazarlos a su posición correcta.  La ortodoncia se basa en el principio de reabsorción y formación ósea alrededor de los dientes para que sigan siendo estables. Existen varios tipos para elegir y con características diferentes:

Ortodoncia tipo "Brackets". Cada bracket es una pieza de metal pequeña que se pega al diente. Se le acopla un alambre que se va tensando y va desplazando el diente hacia donde deseemos. Hay brackets de colores y transparentes.
Para que no sea visible, el bracket puede aplicarse en la parte interna del diente (se llama ortodoncia lingual) pero este método, aunque más estético, es de una utilización más compleja que el más común.
Imagen extraída de dentalclinic.


Ortodoncia tipo extraíble o removibles. Un aparato extraíble que se apoya en la encía y el paladar, que lleva unos alambres o gomas que fuerzan a los dientes a desplazarse. Tiene la ventaja de poder sacarla y limpiar la ortodoncia y la boca de una manera más sencilla.



Ortodoncia invisible... que también es extraíble y de la que ya hablamos ( ENLACE). Es una especie de funda de resina transparente que, colocada produce una tensión determinada a los dientes, desplazando estos. Esta funda se va cambiando a medida que se mueven los dientes. Es un método cada vez más utilizado, pero por sus características se utiliza en problemas de mala posición leves, ya que no tiene tanto margen de movimiento como por ejemplo los brackets.


Hipersensibilidad dental.

La sensibilidad dental se produce cuando se nota en los cambios de temperatura, especialmente a las bebidas frías, y se debe a la presencia de caries, a la exposición de la raíz dentaria, dañada, la encía retraída e incluso a tras tratamientos de blanqueamiento y no tiene la protección del esmalte que tiene la corona.

El desgaste de los dientes, por apretamiento o por cepillado agresivo, impacto o un cepillado agresivo, también puede provocar hipersensibilidad térmica y/o hipersensibilidad al rozamiento, y productos ácidos como los cítricos.

Algunas soluciones dependiendo del origen.

Si es por caries. 
Es necesario realizar un empaste para curar y proteger la raíz dentaria. Así desaparecerán las molestias a los cambios de temperatura.

Si es por exposición de las raíces dentarias por desgaste.
Se tratan de aplicar un barniz especial para proteger el diente. Se fija con láser o luz ultravioleta. Este tratamiento se repite a lo largo de varias sesiones, y debe complementado con una buena higiene oral diaria y con la utilización de dentífricos y colutorios específicos. En este caso de hipersensibilidad leve, el uso en su domicilio de estos productos es el único tratamiento necesario. Si la retracción de la encía es muy grave, quizá debe realizarse un injerto de encía para recubrir la raíz.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...