Carillas y coronas.

Cuando tenemos problemas con dientes de formas irregulares, tamaño alterado y presencia de espacios entre los dientes que nos impiden mostrar una sonrisa estupenda como la de actores y presentadores de televisión. Las soluciones que nos puede dar el dentista, son las siguientes:


*Carillas de resinas o composite: consiste en aplicar sobre los dientes un material de su mismo color que se moldea dándole forma deseada, y que se adhiere a la superficie del los dientes mediante un grabado ácido. Para eso, no es necesario colocar anestesia local, puesto que es un procedimiento totalmente indoloro y que puede modificarse si se considera necesario. De esta manera, se consigue dar a los dientes la forma y el tamaño que deseemos de manera sencilla y nada agresiva.

*Carillas de porcelana: son delgadas láminas de porcelana que se cementan a los dientes, dándoles la forma, el tamaño y color que se desee. Para esta solución, hay que rebajar ligeramente el grosor del diente, tomar medidas y mandarlas a laboratorios de prótesis dentales para que la fabriquen. Este, una vez terminado no se puede modificar y es irreversible. No como las carillas de composite. La ventaja con las de composite es que son más duraderas.




*Coronas de porcelana: al igual que las carillas de porcelana, hay que rebajar el grosor del diente, tomar medidas y mandarlas al laboratorio de prótesis dentales para que fabriquen la corona. Cementándola al diente, es posible darle la forma, el color y el tamaño deseables.

Mantén tus encías fuertes con Cardámomo.

El problema de la gingivitis, de sensibilidad dental, del sangrado de encías, inflamación de encías y otros males se produce por el continuo debilitamiento de las encías frente al ataque de las bacterias que forman la placa dental.

Para evitar estos problemas podemos echar mano a un remedio casero que es muy utilizado en India y que últimamente se está añadiendo a productos comerciales para el tratamiento de la salud bucal (colutorios con cineol): masticar semillas de Cardámomo. Puedes ponerlas en las comidas, añadidas a  postres o ensaladas, pero también puedes comer unas pocas después de cada comida.

Masticar semillas de Cardámomo refresca el aliento, también resulta adecuado para el tratamiento de la caries, o dolores de encías. Se dice que aleja la gingivitis y favorece la digestión. Y como es el producto natural con mayor concentración de cineol (un antiséptico), es un buen remedio para combatir la halitosis o mal aliento. Podríamos decir que es el mejor colutorio natural.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...