Tratamiento para las encías sangrantes o inflamadas.

Las encías enrojecidas, las encías inflamadas o sangrantes pueden ser síntomas de gingivitis o peropdontitis. Pueden sangrar de forma espontánea o al cepillarlas, escupir o comer algún alimento. Progresivamente se van despegando de los dientes. Esto permite que la flora bacteriana bucal contacte con el hueso que soporta los dientes, provocando la destrucción o incluso la pérdida del diente.

El tratamiento para las encías sangrantes consta de 3 etapas:

Desinflamatoria- se elimina la placa bacteriana, con lo que se conoce "raspado radicular" o comunmente una limpieza. Es una forma de que la encía se adhiere al diente. En algunos casos se necesitan algunas sesiones acompañadas de hábitos de limpiezas adecuados que se deberán incorporal a tu rutina de higiene bucal.

Microcirugía- esto es en los casos más avanzados, con más pérdida ósea, es necesario manipular la encía, y descontaminar las raíces dentales donde se han adherido las bacterias. Si fuera necesario se aplicarían técnicas de recuperación ósea, para recuperar parte del hueso perdido.

Seguimiento- es la parte preventiva para evitar la reinfección. Hay que hacer limpiezas cada cierto tiempo para eliminar los primeros depósitos de placa bacteriana acumuladas entre los dientes y las encías.

Aunque esto puede parecer molesto y costoso, merece la pena. Las personas que sean constantes en este programa de seguimiento conseguirán, posiblemente, conservar sus dientes toda la vida, aunque tengan Periodontitis o una piorrea avanzada.

10 consejos para el dolor de muelas.

El dolor de muelas se produce generalmente por una irritación del nervio dental. Pero para que se produzca esto, debe haber un desgaste del diente en sí (rotura o caries) o la inflamación de la encía y pérdida de esta. Y para prevenir futuros dolores o la sensibilidad dental, que es el antecesor al dolor, podemos seguir estos sencillos consejos para que nunca más te vuelva a pasar.


  1. Evita el consumo de carbohidratos ya que estos son el alimento de las bacterias que constituyen la placa bacteriana.
  2. Es buena costumbre cepillarse los dientes después de cada comida, sino puedes, enjuagarse con agua ya elimina bastantes residuos.
  3. Tomar té. Es un antibacteriano natural y que además aporta flúor.
  4. De vez en cuando, puedes hacer enjuagues con agua oxigenada o peróxido de hidrógeno.
  5. Acudir al dentista con regularidad.
  6. Lavarse los dientes adecuadamente (ENLACE) y utilizar hilo dental.
  7. Si te duele, frota la encía por todas partes con aceite de clavo con un bastoncillo de algodón y por lo menos 3 veces al día.
  8. Puedes echar manos a remedios homeopáticos como: Belladona, Hepar sulphuris, Mercurius solubilis, Silica.
  9. Si te duele la muela, puedes presionar un punto de digitopuntura. Se llama el IG4 y se encuentra en el dorso de la mano y hay que apretarlo 2 minutos... ( una imagen vale más que mil palabras)
  10. Después de cada comida puedes comer un alimento que elimines el Ph ácido de la boca, como por ejemplo: Apio, nueces, queso, cacahuete.



ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...