Peligros de una infección de muelas.

Aunque no lo creamos, una infección de muela puede dejar de ser una ligera molestia y transformarse en algo más perjudicial que nos acarreará problemas graves de salud.

No tiene por qué pasar siempre, pero cuando sintamos molestias, pinchazos, sensibilidad en la muela, etc... lo conveniente es ir al dentista, ya que si vamos dejando pasar el tiempo, puede que una pequeña infección acabe produciendo molestias que en principio no relacionaríamos con esta.

* El dolor de cabeza es un síntoma muy frecuente que normalmente no se relaciona con la muela infectada, pero son muchas aquellas personas que después de mucho comprobar y visitar a expertos, han descubierto que el dolor de cabeza era un síntoma de una infección en la muela.

* Quizá hayas oído que una infección de muelas puede producir problemas al corazón, pues que no te parezca exagerado. Las infecciones en la boca, por las características de esta (temperatura y alimento para las bacterias) se desarrollan fácilmente. Y si la infección no es tratada, es posible que afecte al corazón, y a otros órganos.

* Puede también que llegue la infección al riego sanguíneo produciendo una fuerte debilidad, mareos, fiebre, dolores, y más.

* Además, puede producir fuertes dolores y mareos si afecta a la zona del oído interno. Una parte de nuestro cuerpo que está relativamente cerca de la muela infectada.

*Hay casos en que una infección de muela pasa desapercibida y no se relaciona con problemas como la caída del cabello. Recientemente se ha dado el caso de un niño al que no paraba de caersele el cabello, y después de muchos tratamientos, únicamente le ha empezado a crecer al eliminar la muela infectada.

* Por último, una causa de la infección es el dolor. Cuando sentimos dolor en una parte de la boca, nuestro cuerpo tratará de evitar morder con la pieza dental infectada. Al no morder adecuadamente se produce una sobrecarga de los músculos del cuello, cráneo, e incluso hombros. Pudiendo producir dolores que en un principio pensaríamos cervicales posturales y que realmente tendrían el orígen en infección de muela.

Son más los problemas y molestias que pueden producir una simple infección de muelas. Así que ya sabes, si tienes una infección de muelas, no te demores en acudir al dentista para ver el tratamiento a seguir. 

El efecto del tabaco sobre las encías.

Cada vez fuma menos gente. Las políticas de "establecimientos libres de humo" que cada vez se están dando  cada vez más hacen que la gente se plantee dejar de fumar o por lo menos fumar menos. Recuerdo que cuando fumaba e iba al dentista este me aconsejaba que dejara de fumar... pero, ¿por qué lo decía? Pues bien, después de mucho mirar por ahí y de buscar información, os voy a
enseñar la actividad tan perjudicial que produce el tabaco sobre nuestra salud dental y sobre nuestro aspecto.

Básicamente, los efectos que produce el tabaco sobre las encías son:

La nicotina tiene un efecto vasocontrictor que perjudica la circulación sanguínea. Cuando al fumar sentimos que la nicotina se adhiere a la carne de las encías, al impedir la óptima circulación sanguínea, esta impidiendo también que las células reciban los nutrientes y el oxígeno necesario para sobrevivir. Además también impide que con el aporte nuevo de sangre llegue anticuerpos cuya función sería combatir la placa bacteriana.

Además, fumar hace que tengamos la boca más seca, que produzcamos menos cantidad de saliva. Como sabemos, la saliva tiene un efecto beneficioso para la salud bucal. Alcaliniza la zona y destruye la placa bacteriana. Si producimos menos saliva, favorecemos la proliferación de bacterias causantes de las caries y también del mal aliento. 

Por último, el tabaco tiene venenos industriales como la nicotina y otros tóxicos como bencenos. Estos productos tan tóxicos aumentan la inflamación de las encías. Algo contraproducente cuando sufrimos sangrado de encías, gingivitis o periodontitis.

Efectos estéticos

Quien fuma tiene siempre un aliento con un olor agrio típico de la eliminación, a través de los pulmones, de la nicotina y otros venenos.

Estudios recientes han demostrado que aquellas personas que fuman tienen en general mayores posibilidades de desarrollar enfermedades dentales bucales. Esto se traduce en perdidas de dientes, putrefacción de estos, retracción de encías, cánceres bucales, llagas, dientes manchados, etc...

Así que ya sabes, si eres fumador, sabes que si lo dejas vas a recuperar otra parte más de salud. Tu salud bucal. Desaparecerá el mal aliento, las manchas, las futuras pérdidas de dientes y la posibilidad de cáncer de boca.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...