VITAMINA C Y SANGRADO DE ENCÍAS.

A veces, observamos que por las mañanas, al cepillarnos los dientes, o por un simple roce con la comida, o simplemente al salivar, nuestras encías sangran. Quizá se deba a una infección, a una caries, a la gingivitis o aun peor, a una periodontitis.

Por supuesto, hay que ir al dentista para que evalúe la situación. Mientras tanto, debes saber que muchos de estos sangrados son producto no solo de una higiene deficiente, sino también de una falta de vitamina C en nuestra dieta.

La vitamina C es importantísima para los tejidos de la boca. Por ejemplo, cuando comemos una naranja, ese jugo ácido ya de por sí limpia la boca de bacterias. Luego la vitamina C "inutiliza" los radicales libres. Estos son los causantes del daño celular en las células de huesos, encías y dientes. Además, la vitamina C es un componente indispensable del colágeno, el cemento que une las células. Además de ser esencial para la formación de tendones y huesos. De hecho, solo con la vitamina C, se pueden evitar enfermedades como el escorbuto.

La deficiencia de vitamina C evita la recuperación de las pequeñas heridas haciendo que sangren más tiempo, inflama los tejidos y facilita que estos sufran infecciones. Si la deficiencia es pronunciada, pueden producirse hasta pérdidas de dientes... entre otros.

Por tanto, para que desaparezca el sangrado es conveniente añadir alimentos con vitamina C a nuestra dieta, incluso existen suplementos que funcionan muy bien y con buen sabor. Algunos alimentos con vitamina C son: la guayaba (200 mg/taza) las fresas (95 mg/taza), la papaya (85 mg/taza), el kiwi (70 mg/pieza), la naranja (70 mg/pieza) y el mango (45 mg/taza). En cuanto a verduras, el pimiento crudo -rojo o verde-, el brócoli y la col rizada también son ricos en esta vitamina.

Una forma rápida de acabar con el sangrado de encías, es: en medio vaso de agua echamos media cucharada de sal y un limón exprimido y removemos. No hay que tomarlo, simplemente lo utilizaremos para hacer enjuagues. Hazlo sobre todo antes de acostarte y verás como en pocos días reducirás los sangrados.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...