REMEDIO PARA EL DOLOR DE MUELAS IIª PARTE


Cuando nos sale la muela del juicio y nos produce un fuerte dolor, cuando tenemos las encías inflamadas, cuando sentimos una gran molestia o sensibilidad en los dientes, podemos echar mano a medicamentos que anestesian un poco la zona y nos hacen sentir un alivio rápido. Así podremos esperar el tiempo necesario para ir al dentista que sería aconsejable ir lo más rápido posible.

Hemos visto varios remedios caseros que consiguen aliviar el dolor de una manera rápida y efectiva, un sustituto natural a los anestésicos que podemos comprar. Son ejemplos de ello son la amapola y la aspirina, dos elementos que colocados en la zona del dolor, hacen que este se reduzca.

Existe otro remedio que por su sencillez y fácil preparación conviene tenerlo en cuenta, aunque yo personalmente no lo he probado y no sé como funciona. Consiste en hacer enjuagues bucales con agua con sal.

Cada vaso de agua caliente (tibia más bien) echaremos dos cucharadas de sal. Si el agua está tibia la sal se disuelve mejor. Simplemente tendremos que hacer enjuagues con este preparado y luego tirar el agua. Se supone que el agua con sal desinfecta y que alivia gracias al masaje que se hace con los movimientos del enjuague.

En algunos lugares recomiendan el mismo remedio pero aconsejan que antes de hacer el enjuague con el agua con sal, apliquemos un diente de ajo partido justamente en la zona del dolor. Aunque de primeras ya te digo que escuece un poco.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...