COMO PREPARAR AL NIÑO PARA IR AL DENTISTA.


Llega la hora de llevar al pequeño al dentista, crees que hay unos dientes que están moviendo a otro, o no le acaban de caer los de leche, o cualquier otro problema.... pero entonces vienen las preguntas : ¿se lo digo o lo llevo directamente? ¿Le preparo para lo que es y le van ha hacer? ¿Como se lo hago ver?

Lo importante es crear un hábito que perdurará en su edad de adulto, si de pequeño se acostumbra a tener cuidado de su salud bucal, de mayor lo verá algo normal. Para conseguir esto, tienes que convertir la primera visita del niño al dentista en algo divertido y agradable. Antes, puedes contarle que van a ver a alguien que le mirará los dientes y se los limpiará como a los papás.

La mayoría de los dentistas prefieren que, en caso de niños menores de 3 años, el padre o la madre estén presentes durante la visita. Algunos incluso piden a los padres que se sienten en un sillón dental y el niño se siente en las rodillas. Por eso es importante que el niño sepa que siempre va estar acompañado de sus padres.

También puede llevarse al niño al dentista cuando vaya usted, para que se acostumbre al personal, para que lo vayan conociendo y familiarizándose con el gabinete de odontólogos. A medida que los niños crecen, les gusta "ser mayores" y quieren sentarse solos en la silla y mandan a sus padres a la sala de espera. En cada visita, el dentista examinará la boca del niño para detectar los primeros síntomas de caries, mal colocación de la dentadura y otros posibles problemas.

El dentista puede aconsejarle para que su hijo crezca con una dentadura saludable. Por eso es conveniente llevarlo con regularidad.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...