Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : Encías que sangran.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : Encías que sangran.. Mostrar todas las entradas

El efecto del tabaco sobre las encías.

Cada vez fuma menos gente. Las políticas de "establecimientos libres de humo" que cada vez se están dando  cada vez más hacen que la gente se plantee dejar de fumar o por lo menos fumar menos. Recuerdo que cuando fumaba e iba al dentista este me aconsejaba que dejara de fumar... pero, ¿por qué lo decía? Pues bien, después de mucho mirar por ahí y de buscar información, os voy a
enseñar la actividad tan perjudicial que produce el tabaco sobre nuestra salud dental y sobre nuestro aspecto.

Básicamente, los efectos que produce el tabaco sobre las encías son:

La nicotina tiene un efecto vasocontrictor que perjudica la circulación sanguínea. Cuando al fumar sentimos que la nicotina se adhiere a la carne de las encías, al impedir la óptima circulación sanguínea, esta impidiendo también que las células reciban los nutrientes y el oxígeno necesario para sobrevivir. Además también impide que con el aporte nuevo de sangre llegue anticuerpos cuya función sería combatir la placa bacteriana.

Además, fumar hace que tengamos la boca más seca, que produzcamos menos cantidad de saliva. Como sabemos, la saliva tiene un efecto beneficioso para la salud bucal. Alcaliniza la zona y destruye la placa bacteriana. Si producimos menos saliva, favorecemos la proliferación de bacterias causantes de las caries y también del mal aliento. 

Por último, el tabaco tiene venenos industriales como la nicotina y otros tóxicos como bencenos. Estos productos tan tóxicos aumentan la inflamación de las encías. Algo contraproducente cuando sufrimos sangrado de encías, gingivitis o periodontitis.

Efectos estéticos

Quien fuma tiene siempre un aliento con un olor agrio típico de la eliminación, a través de los pulmones, de la nicotina y otros venenos.

Estudios recientes han demostrado que aquellas personas que fuman tienen en general mayores posibilidades de desarrollar enfermedades dentales bucales. Esto se traduce en perdidas de dientes, putrefacción de estos, retracción de encías, cánceres bucales, llagas, dientes manchados, etc...

Así que ya sabes, si eres fumador, sabes que si lo dejas vas a recuperar otra parte más de salud. Tu salud bucal. Desaparecerá el mal aliento, las manchas, las futuras pérdidas de dientes y la posibilidad de cáncer de boca.

Tratamiento para las encías sangrantes o inflamadas.

Las encías enrojecidas, las encías inflamadas o sangrantes pueden ser síntomas de gingivitis o peropdontitis. Pueden sangrar de forma espontánea o al cepillarlas, escupir o comer algún alimento. Progresivamente se van despegando de los dientes. Esto permite que la flora bacteriana bucal contacte con el hueso que soporta los dientes, provocando la destrucción o incluso la pérdida del diente.

El tratamiento para las encías sangrantes consta de 3 etapas:

Desinflamatoria- se elimina la placa bacteriana, con lo que se conoce "raspado radicular" o comunmente una limpieza. Es una forma de que la encía se adhiere al diente. En algunos casos se necesitan algunas sesiones acompañadas de hábitos de limpiezas adecuados que se deberán incorporal a tu rutina de higiene bucal.

Microcirugía- esto es en los casos más avanzados, con más pérdida ósea, es necesario manipular la encía, y descontaminar las raíces dentales donde se han adherido las bacterias. Si fuera necesario se aplicarían técnicas de recuperación ósea, para recuperar parte del hueso perdido.

Seguimiento- es la parte preventiva para evitar la reinfección. Hay que hacer limpiezas cada cierto tiempo para eliminar los primeros depósitos de placa bacteriana acumuladas entre los dientes y las encías.

Aunque esto puede parecer molesto y costoso, merece la pena. Las personas que sean constantes en este programa de seguimiento conseguirán, posiblemente, conservar sus dientes toda la vida, aunque tengan Periodontitis o una piorrea avanzada.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...