Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : Halitosis.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : Halitosis.. Mostrar todas las entradas

Remedios caseros para la halitosis.

Como vimos en otra entrada publicada anteriormente, el mal aliento es producido, en un 60% de los casos, por una mala higiene bucal (enlace). Bacteria que se encuentran alojadas entre los dientes esperando comida para poder así alimentarse y segregar, al digerirla, compuestos relacionados con el azufre.

Por eso, para eliminar el mal aliento, habría que ir al núcleo del problema, reducir la cantidad de bacterias de la boca pero, mientras esto se consigue, podemos echar mano de algunos remedios caseros para el mal aliento.

Por ejemplo:


  • Masticar una cucharada de semillas de hinojo en ayunas.
  • Masticar dos o tres hojitas frescas de salvia o menta.


Y un remedio casero más elaborado, pero muy eficaz.

Se necesitan semillas de anís verde, semillas de hinojo y semillas de coriandro.

Elaboración: Se machaca en un mortero una cucharadita de cada una de las plantas mencionadas. Se pone mientras tanto a hervir un vaso de agua. Cuando arranca el hervor se le añaden las semillas pulverizadas y se dejan hervir a fuego lento y tapado durante 3 minutos. Reposo de 5 minutos más.

 Aplicación: con este agua tibia se hacen buches sobre todo después de las comidas. También es efectivo masticar estas semillas mencionadas en crudo.

Mal aliento o halitosis.


La placa dental juega un papel importante en la halitosis (o mal aliento) la cual es una película pegajosa y suave de bacterias (que pueden llegar hasta 50 billones) que se fija a los dientes y encías y se alojan, especialmente, en los lugares oscuros causando mal olor. De allí la importancia del cepillado y la buena higiene bucal.
Para saber si se tiene mal aliento, existen diferentes técnicas como:.

Poner un pañuelo sobre la boca, soplar y luego oler el pañuelo. Si se percibe algún olor desagradable, se tiene mal aliento.
Ahuecar sus manos y luego exhalar largamente en el hueco de las manos. Si se percibe un olor fétido es por que existe mal aliento.
Usar hilo dental el cual debe pasar suavemente entre los dientes. Después se debe oler el hilo dental.

Algunos consejos:
No olvidarse de cepillarse la lengua.
Sustituir el cepillo como mucho una vez cada dos meses.
Enjuagues después de cada comida sino se posee el cepillo encima.
Evitar comidas con mucho ajo, cebolla, peperoni...
Evitar bebidas como café, cerveza, whisky o vino.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...