Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : inflamación y sangrado.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas : inflamación y sangrado.. Mostrar todas las entradas

Tratamiento para las encías sangrantes o inflamadas.

Las encías enrojecidas, las encías inflamadas o sangrantes pueden ser síntomas de gingivitis o peropdontitis. Pueden sangrar de forma espontánea o al cepillarlas, escupir o comer algún alimento. Progresivamente se van despegando de los dientes. Esto permite que la flora bacteriana bucal contacte con el hueso que soporta los dientes, provocando la destrucción o incluso la pérdida del diente.

El tratamiento para las encías sangrantes consta de 3 etapas:

Desinflamatoria- se elimina la placa bacteriana, con lo que se conoce "raspado radicular" o comunmente una limpieza. Es una forma de que la encía se adhiere al diente. En algunos casos se necesitan algunas sesiones acompañadas de hábitos de limpiezas adecuados que se deberán incorporal a tu rutina de higiene bucal.

Microcirugía- esto es en los casos más avanzados, con más pérdida ósea, es necesario manipular la encía, y descontaminar las raíces dentales donde se han adherido las bacterias. Si fuera necesario se aplicarían técnicas de recuperación ósea, para recuperar parte del hueso perdido.

Seguimiento- es la parte preventiva para evitar la reinfección. Hay que hacer limpiezas cada cierto tiempo para eliminar los primeros depósitos de placa bacteriana acumuladas entre los dientes y las encías.

Aunque esto puede parecer molesto y costoso, merece la pena. Las personas que sean constantes en este programa de seguimiento conseguirán, posiblemente, conservar sus dientes toda la vida, aunque tengan Periodontitis o una piorrea avanzada.

Algunos remedios para el sangrado de las encía.

Ya vimos la causa y el porqué se producían los sangrados de encías (enlaces). Ahora vamos a ver algunos remedios naturales y caseros que nos van a ayudar a evitar sangrados posteriores. Veamos:

1º- El primer remedio es lavar los dientes con el líquidos resultante de cocer vino con ceniza de vid, debes enjuagarte la boca como si fuera un colutorio bucal.

2º- El rábano es una hortaliza con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, frotando sobre los dientes y las encías además de combatir el dolor es útil cuando las encías sangran.

3º- Cocer cola de caballo a razón de un puñado por litro durante 5 minutos a fuego lento y tapafo. Dejar reposar 5 minutos. Colar. Hacer enjuagues de boca.

4º- Enjuague con zumo de flores de saúco.

5º- Masticar granos de trigo con agua hasta formar una pasta en la boca.

6º- Otro buen remedio es preparar una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y luego cepíllese bien con el cepillo de dientes. Sobre todo alrededor de la línea de las encías.

Hay alimentos como la manzana o el queso, que también ayudan a evitar el sangrado de encías.

Información extraída de http://www.ecoaldea.com/



¿Por qué sangran las encías?

En algunas ocasiones observamos que al comer, lavarnos los dientes, escupir, etc, nos sale una pequeña cantidad de sangre de las encía. Se dice que la sangre es muy escandalosa y, será cierto porque después de un dolor en una muela o diente, es el segundo motivo por el cual se acude al dentista. Vimos un par de remedios para el sangrado de encías: un enjuague natural y otro locutorio también natural . Pero para que los sangrados desaparezcan de forma definitiva, debemos ir a la raíz del problema, y para ello, debemos saber porqué se produce el sangrado de encías.

Se produce un sangrado de encías cuando estas están inflamadas, un sangrado es la forma que tiene el cuerpo de reducir la inflación y, no es en sí dañino, lo perjudicial es saber por qué están inflamadas. Normalmente las encías se inflaman a causa de un tipo de infección: una infección de la placa bacteriana. Cuando la placa bacteriana se asienta en la raíz del diente, produce toxinas y ataca a los tejidos, produciendo la enfermedad dental tan común como la piorrea o la gingivitis (gingiva = encía, -itis = inflamación).

La mayoría de las veces nos damos cuenta de que nos sangran cuando nos lavamos los dientes. Y entonces cometemos un error, dejamos de cepillarnos. Al abandonar el cepillado, la situación empeora y la inflamación aumenta, haciéndose el cepillado cada vez más molesto, con lo que se entra en un círculo vicioso que es preciso romper. El cepillado, suave y mantenido, en unos días hará desaparecer la inflamación y el sangrado en la mayoría de los casos. Si no es así deberíamos consultar con el dentista por si fuera necesaria una limpieza de boca, aplicación de colutorios antisépticos (fundamentalmente de clorhexidina), administración de antibióticos sistémicos o un estudio más detallado del caso que podría indicar otros tratamientos.

Quieres ver remedios caseros y naturales para el sangrado de encías???


ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...