Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Infección y dolor de muelas.. Mostrar todas las entradas

AZUCAR, CARBOHIDRATOS Y CARIES.



La incidencia del azúcar en la aparición de las caries es bien sabido por todos. No obstante, en la última década, el consumo de azúcar se ha mantenido estable mientras el número de caries se ha reducido. Esto se debe, según los expertos, a una mayor conciencia de salud dental. La higiene dentaria (cepillarse los dientes, colutorios, seda dental, etc) ha hecho su efecto y, ahora podemos decir, que gracias a esta el efecto del azúcar se ha reducido notablemente. No obstante, otros factores como la disminución del tabaquismo y una alimentación cada vez más saludable, también ayudan a evitar y combatir la aparición de caries.

¿Cómo actual el azúcar?

Muchos de alimentos que tomamos tienen azúcar, algunos alimentos son salados pero también llevan azúcar. Normalmente, el azucar tiende a adherirse a los dientes. Si muerdes un caramelo (por ejemplo) verás que este se queda pegado en los dientes. A medida que más tiempo se queden en los dientes, mayor será la producción de ácidos y, cuando sucede esto, los restos de azúcar adheridos sirven de alimento para las bacterias alojadas en la boca. Cuando estas bacterias metabolizan el azúcar, segregan un compuesto ácido que corroe el esmalte del diente y que con el tiempo llega a provocar caries.

¿Pasa lo mismo con hidratos de carbono de cadena larga (almidón)?

Alimentos como el arroz, como el pan o como las pastas, puede que en principio no nos parezcan dulces, pero si los mantenemos cierto rato en la boca, sentiremos cierto gusto dulce. En principio, estos alimentos que no son dulces nos pueden hacer pensar que no pueden perjudicarnos, pero en realidad sí. Haciendo mención de un estudio, comprobó que "producían la misma cantidad de ácido que una solución sacarosa al 10% (azúcar de mesa)" y no solo eso, sino que además, la formación de ácido duró más tiempo que el azúcar.

COMO PREPARAR AL NIÑO PARA IR AL DENTISTA.


Llega la hora de llevar al pequeño al dentista, crees que hay unos dientes que están moviendo a otro, o no le acaban de caer los de leche, o cualquier otro problema.... pero entonces vienen las preguntas : ¿se lo digo o lo llevo directamente? ¿Le preparo para lo que es y le van ha hacer? ¿Como se lo hago ver?

Lo importante es crear un hábito que perdurará en su edad de adulto, si de pequeño se acostumbra a tener cuidado de su salud bucal, de mayor lo verá algo normal. Para conseguir esto, tienes que convertir la primera visita del niño al dentista en algo divertido y agradable. Antes, puedes contarle que van a ver a alguien que le mirará los dientes y se los limpiará como a los papás.

La mayoría de los dentistas prefieren que, en caso de niños menores de 3 años, el padre o la madre estén presentes durante la visita. Algunos incluso piden a los padres que se sienten en un sillón dental y el niño se siente en las rodillas. Por eso es importante que el niño sepa que siempre va estar acompañado de sus padres.

También puede llevarse al niño al dentista cuando vaya usted, para que se acostumbre al personal, para que lo vayan conociendo y familiarizándose con el gabinete de odontólogos. A medida que los niños crecen, les gusta "ser mayores" y quieren sentarse solos en la silla y mandan a sus padres a la sala de espera. En cada visita, el dentista examinará la boca del niño para detectar los primeros síntomas de caries, mal colocación de la dentadura y otros posibles problemas.

El dentista puede aconsejarle para que su hijo crezca con una dentadura saludable. Por eso es conveniente llevarlo con regularidad.

BLANQUEA TUS DIENTES NATURAL Y DE FORMA SEGURA.


Como hemos visto en anteriores entradas, existe una idea generalizada de que aquellas personas con dientes más blancos, gozan de mayor salud, son más atractivas. Algo de cierto hay en eso, pero de nada sirve el obsesionarnos y emprender un sin fin de tratamientos blanqueantes que, como ya sabemos, pueden acarrear problemas de sensibilidad, de irritación o sangrado e infección,  ya que se abusa de sustancias químicas y abrasivos muy potente.

No obstante, no todas las formas de blanquear los dientes consisten en, de forma artificial, abrasar los dientes, producir un ligero desgaste de la superficie para que podamos ver la parte interior menos manchada. De hecho, el remedio blanqueante que proponemos tiene un efecto contrario, remineralizante,  y produce los mismos o mejores resultados, se trata de la piel de plátano.


La piel de plátano contiene minerales esenciales para la salud dental: potasio y magnesio sobre todo. Estas sustancias imprescindibles son absorbidas por las encía y los dientes, y así conseguimos unos dientes más blancos pero también más fuertes.

¿Cómo se hace?

La idea es comerse medio plátano después de comer y medio antes de acostarse...  Parte de la piel la utilizaremos una vez y la otra parte para la siguiente. La frotaremos después de lavarnos los dientes, por las encías y dientes durante 2 minutos, de modo que le dé tiempo a nuestro organismo a tomar de la piel, los minerales que necesita. Después de esos 2 minutos restregándonos la media piel por los dientes y encías, acabamos con un enjuague intenso simplemente con agua. 

Sé que quien esté a dieta no lo verá del todo bien, pero bueno, el plátano también es bueno para prevenir calambres y remineralizarnos....

ASPIRINA PARA EL DOLOR DE MUELA.

De repente lo que era una pequeña molestia, una sensibilidad sutil en un diente, se vuelve un dolor insoportable. Llamamos al dentista y no nos puede atender inmediatamente, pero queremos que el dolor desaparezca ya!

Cuando nos duele la cabeza, o cualquier otro dolor muscular, muchas veces nos tomamos una aspirina (ácido acetilsalicilico) y se nos pasa. Pues lo mismo podemos hacer para que un dolor de dientes se nos pase de forma rápida... por lo menos así sentiremos un gran alivio.

Para sacar el máximo provecho a la aspirina, debemos utilizar dos. Una nos la tomaremos con un poco de agua para facilitar el paso, la otra nos la colocaremos en la muela que nos duela y esperaremos a que se deshaga. No obstante, si nos es molesto, podemos triturar una y poner unas gotas de agua para producir una pasta que mezclaremos hasta que sea homogenea. Una vez conseguido esto, nos colocaremos la pasta donde nos duela y al rededor. De modo que se vaya absorviendo el ácido acetilsalicilico y el dolor se vaya reduciendo.

No obstante recordamos que esto es un parche y que lo ideal es que un experto de salud dental nos haga una revisión.

Puede que se produzca una molestia al utilizar la aspirina, una quemadura química si eres muy sensible a la aplicación directa.

CARILLAS DE PORCELANA.... una sonrisa perfecta.


Nos damos un golpe y se nos quiebran varios dientes frontales o, tras unos años sin cuidar adecuadamente la higiene dental, observamos un pequeña retracción de las encías que hace que se vean huecos oscuros entre los dientes. Pues bien, para estos dos casos, que pueden ser únicamente un problema estético y no de salud, hay una solución que no conlleva ni grandes costes ni grandes molestias, se tratan de las carillas de porcelana o facetas.

Las carillas son láminas de porcelana muy finas que se colocan sobre el diente para que la sonrisa sea más bella. No tiene ninguna otra función que la estética: no refuerza, ni protegen los dientes donde se colocan... únicamente mejora su imagen.

Dado que únicamente tienen función estética, es sencillo de poner, comparado con las coronas que estas sí deben reforzar o proteger el diente. Con un pequeño raspado de la superficie de diente basta para que la carilla se adhiera para siempre.

Una vez colocadas, el mantenimiento es sencillo. Es muy similar al mantenimientos de nuestros diente. Por ejemplo, debemos cepillarlos con regularidad e ir al dentista, periódicamente para revisar el estado de la carilla y demás dientes. Por supuesto, hay cosas que no debemos hacer, cosas de sentido común que tampoco haríamos aunque no llevásemos las carillas: morder uñas, bolígrafos, romper cáscara de frutos secos, abrir cervezas, y otras cosas que la gente aun hace sin tener en cuenta la integridad de la dentadura.

La verdad es que la colocación de las carillas nos facilitará de manera rápida y fácilmente una sonrisa perfecta. Además, en poco tiempo te acostumbras y es como si no llevaras nada. Así que si quieres una sonrisa bonita, con dientes perfectos, sin huecos entre las encías y de un colo más blanqueado, ya sabes que puedes echar mano a las carillas de porcelana o facetas.

LA VERDAD SOBRE EL ENJUAGUE BUCAL.


Siempre nos han aconsejado que parte de la limpieza, de la higiene bucal pasa en terminar el cepillado y el uso del hilo dental, con un buen enjuague bucal. Un ingrediente que por su composición exterminaría todas las bacterias que forman la placa bacteriana o comúnmente conocido como sarro, además de prevenir frente a las caries y el mal aliento. Su estado líquido permitiría que el enjuague penetrara por todos los recovecos y poros a los cuales no podemos acceder con el cepillo y o con el hilo.

Existen enjuagues que podemos hacer en casa como son el enjuague compuesto de agua con un 10% de agua oxigenada, agua con limón o el formado por agua, sal y bicarbonato. Los tres naturales y con cierta capacidad desinfectante y abrasivo.

Pero por lo visto, aunque estos sean efectivos, también tienen su parte negativa. Por ejemplo, el agua oxigenada se sabe que a la larga y con su uso continuado puede abrasar y quemar las encías. También sucede algo parecido con el bicarbonato y la sal y con el limón. La sal y el bicarbonato sódico actúa como un abrasivo que puede blanquearnos los dientes y dar una apariencia de salud dental, pero con el uso, desgasta el esmalte dentario y facilitar la aparición de problemas como caries y roturas.

Entonces, vamos a utilizar los enjuagues que se comercializan. Seguramente pensemos que han sido testados, que se ha comprobado la eficacia y la inocuidad del enjuague. Pero no todos los productos son igual de beneficiosos, estos productos pueden producir ciertos problemas a la larga. En principio hay 3 tipos: sin alcohol, con alcohol y con Clorhexidina (no voy a poner marcas comerciales).

Los enjuagues con Clorhexidina, son muy eficaces. Son tan fuertes (aunque no lo parezca) que se recomienda no utilizarlo durante más de 6 o 7 días. Este producto no se creó para utilizarlo como enjuague bucal comercial, sino para la desinfección de aparatos quirúrgicos o para prevenir la infección tras una cirigía bucal. Suele llevar cierto grado de alcohol.

Los enjuagues con alcohol. Estos dañan las encías. Tenemos que tener en cuenta que el alcohol es muy tóxico, y por eso daña la piel en contacto con esta sustancia.

Así que, recogiendo toda esta información, podemos asegurar que el mejor enjuague bucal es aquel que se comercializa pero sin alcohol, que existe pero que como no he dicho, no voy a poner sus marcas comerciales.

COMO LIMPIAR LA LENGUA Y SU IMPORTANCIA

Una de las partes de la higiene bucal que normalmente se queda un poco olvidada y de la que no se habla es la higiene de la lengua. Tenemos que tener en cuenta que si no nos limpiamos la lengua de vez en cuando (aconsejable una vez al día) quedarán alojadas entre la rugosidad de esta, una enorme cantidad de bacterias que nos producirán problemas como las caries, gingivitis, mal aliento o halitosis, e incluso problemas digestivos e infecciones de garganta. Es tan bueno el beneficio que si te limpias la lengua notarás mejor los sabores de los alimentos.

¿Cómo hay que limpiarse la lengua?

Lo ideal es hacerlo después de lavarse los dientes y expulsando los restos de la lengua hacia afuera, por eso rasparemos desde el interior de la lengua hacia la punta. Una vez retirada la mayor parte de los restos, hay que enjuagarse bien con agua fresca o con un colutorio. Si observas que la lengua toma un tono rojizo, estos nos estará indicando que hemos raspado mucho, o muy fuerte o que no debemos utilizar enjuague bucal sino agua.

¿Con qué puedo limpiar la lengua?

Existen varias posibilidades:

1º-Cepillos dentales. Hay cepillos dentales que cuentan con una superficie rugosa o con acanalamientos que permites el raspado de la lengua.

2º- Raspadores. Existen diferentes modelos y diferentes marcas comerciales. Básicamente consiste en un mango y el raspador.


3º- Hilo dental. Muchos utilizan parte del hilo dental para, además de limpiar las partes de los dientes donde el cepillo no llega, para limpiar la lengua.

4º- Cuchara. Antiguamente se utilizaba una cuchara pequeña boca abajo. Presionandola desde el interior hasta el exterior de la lengua, se extrae fácilmente los restos alojados.


ES MALO CHUPARSE EL DEDO?

El hábito de chuparse los dedos es la continuidad de un movimiento innato que tienen los recién nacidos, el movimiento de mamar, de succionar. Hay varias explicaciones psicológicas: que si es el bebé se chupa el dedo como cierto modo de relajarse, de evitar la ira, de recordar la seguridad de la madre, etc... pero hablar de eso sería meternos en un tema muy largo que no vamos a desarrollar en un blog de salud dental. Lo que sí importa es saber de verdad si chuparse el dedo es un hábito malo para la buena formación de los dientes.

La respuesta es que sí. Este hábito de chuparse el dedo, puede alargarse en el tiempo, superando las barreras de los 5 años y en algunos casos la de los 12. Si su hijo/a se chupa el dedo tiene que tener en cuenta que esto puede producirle problemas dentales, deformaciones en el paladar y también en las encías. 

El movimiento de succión va empujando el paladar hacia arriba, deformándolo y conviertiéndolo en lo que se conoce como paladar ojival.

Otro de los defectos comunes que se observa, es la mala colocación de los dientes que tienden a deformarse hacia delante (como se observa en la imagen). Si los dientes no cierran bien, esto provocará problemas de masticación, desgaste excesivo de algunos dientes y molestias en la mandíbula. E incluso a la hora de hablar, concretamente al pronunciar ciertas letras.

Para evitar el problema conviene que los padres ayuden de forma directa y constante al niño a partir de los 3 o 4 años. Deben recompensar las mejoras y los esfuerzos que realice. En algunos casos, puedes trabajar conjuntamente con la profesora para que entre todos, se pueda eliminar ese hábito. 

7 trucos para blanquear los dientes.


1º- Coloca bicarbonato sódico en la pasta de dientes o sencillamente sobre el cepillo de dientes, luego lávate los dientes y enjuaga después.

2º- Otro abrasivo natural que ayuda a eliminar la placa dental es la sal. Lávate los dientes colocando la sal sobre el cepillo dental.

3º- Otra forma de blanquear los dientes de forma natural pero que tarda un poco más es hacer enjuagues con agua y limón.

4º- Mastica perejil, ademas conserva fresco el aliento.

5º- Otra planta para blanquear los dientes es la salvia. Mastica o frótala por los dientes antes de acostarte.

6º- Tritura una fresa y coloca la pasta sobre el cepillo de dientes. Con esa pasta lávate los dientes durante 3 minutos. Luego enjuágate bien.

7º- Enjuágate con agua y unas gotitas de agua oxigenada (o lávate con cepillo de dientes con agua oxigenada). No te lo tragues e intenta que pase por todas las partes de los dientes. Luego enjuágate bien.

Todos estos trucos, ayudan a blanquear los dientes, pero tienen un efecto afrasivo, ya sea mecánico o químico, así que no conviene abusar mucho de ellos.

La primera limpieza dental. me va a doler???

Son muchas las personas que van haciéndose mayores y no acuden al dentista bien porque creen que no lo necesitan o simplemente por pereza. Pero un día, porque alguien se lo aconseja, porque le duele o porque le sangran las encías, decide acudir al dentista, y es entonces cuando los comentarios y la mala fama que tienen los dentistas son recordados y aparece un miedo creciente a una simple visita, una visita que quizá solo sea una limpieza dental. Pero, está justificado este miedo, ¿Duele la primera limpieza dental?

Pues no, puedes sentir pequeñas molestias dependiendo de la habilidad del dentista y el procedimiento que utilice, me explico:

1º- Si la limpieza la hace con el cavitador (que es lo más común) que es un dispositivo que tiene una pieza de mano la cual envia ultrasonido deberá anestesiarte ya que esta pieza produce calor, a pesar de su abundante refrigeracion y hace que duela a nivel dentario. Este modo de hacer limpieza dental se produce con frecuencias de sonido que aunque son inaudibles, se pueden sentir a través de la vibración de los huesos.

2º- Otro procedimiento por el que puedes optar es el láser. Que aunque se utiliza poco, produce menos molestias pero es más caro.

3º- Si pides que te haga la limpieza con instrumental de mano como son las curetas tipo Gracey no hace falta anestesia, puedes sentir alguna pequeña molestia cuando trabaje por debajo de la encia, pero si tu dentista es suave para trabajar no sentirás nada.

Todos los procedimientos duran no más de 45 minutos y al final suelen limpiarte los dientes con una pasta abrasiva que blanquea los dientes y los deja lisos, dificultando que se acumule el sarro. En fin, no te preocupes con lo que hayan podido decirte de los intensos dolores que te produce el dentista... es una fama inmerecida.

Una vez hayas acabado la primera visita, y si todo está bien, es posible que no sepas cuando volver. ENLACE.

Alimentos que blanquean los dientes.

Seguramente todos habremos oído que comer manzana ayuda a mantener unos dientes blancos. Y razón tienen pero no solo la manzana es un alimento que blanquea y mantiene sanos  los dientes. Actualmente tenemos una dieta muy blanda: alimentos cocinados, alimentos de texturas blandas, etc... que no impiden que acumulemos mucha placa dental entre los dientes de encías. No tenemos pues, el rozamiento, la actividad abrasiva de los alimentos duros que ayudan a la autolimpieza.

Hay alimentos que ayudan a mantener los dientes blancos: la manzana, muchos tipos de frutos secos y cereales, queso, zanahorias, pepino, apio, piña, naranja,  rábanos, pimientos y cualquier otro vegetal crujiente que le guste masticar.

En cambio, hay otros alimentos que manchan los dientes, y aunque no tenga que ver con la acumulación de sarro, sí es cierto que estéticamente muestran una sonrisa menos atractiva. Los más conocidos son el café, el té, el vino tinto o el vinagre también tinto.
Por cierto, si quieres ver consejos y trucos naturales para mantener los dientes blancos, pincha AQUÍ.
Si quieres ver los tipos de tratamientos médicos que hay para blanquear los dientes, ENLACE.

Problemas derivados de una mal posición dentaria.

La falta de espacio en los maxilares produce que en algunos casos los dientes no quepan correctamente alineados, por lo que se amontonan o salen hacia el paladar o hacia el labio. Esto conlleva ciertos problemas, veamos:

1º- Dolor. Especialmente en los terceros molares (muela del juicio), que comprimen el molar vecino y el hueso mandibular al querer salir y no poder  por su mala inclinación.

2º- Conservación. El contacto de los dientes, al trabajar con ejes anormales, dificulta su mantenimiento en la boca, produce sobrecarga y acelera el proceso de la pérdida de algunos dientes.

3º- Masticación. Los dientes mal encajados entorpecen la trituración de los alimentos.

4º- Fonación. En algunos casos, los espacios anómalos entre dientes dificultan la pronunciación de ciertos sonidos.

5º- Estéticos. La falta de alineación, los dientes separados, apiñados, encías desniveladas o dientes que sobresalen nos impiden lucir una bonita sonrisa.

Generalmente, para solucionar los problemas de la malposición dentaria se echa mano de la ortodoncia.

Se me mueven los dientes... Ayuda.

De repente, con la lengua tocas un diente y te das cuenta de que se mueve, primeramente te asusta y te preguntas que debes hacer, si es grave y si puede llegar a caerse, no solo el que se mueve, sino los demás también.¿Qué hago?... Aquí te dejo información y algunos consejos si te das cuenta de que se te mueve algún diente.

Primeramente, que se mueva un diente un poco es en cierta manera normal. Sucede que el diente está sujeto al hueso mediante un ligamento es de espesor de décimas de milímetro y su grosor o ensanchamiento puede producirse por un exceso de fuerza aumentando un poco la movilidad del diente.

Si es por un exceso de fuerza y el diente adquiere un poco de movilidad, esta no la notarás con la lengua. Se puede mover con la fuerza de la mano. Y en estos casos la movilidad no es preocupante.

El problema resulta cuando hay pérdida de inserción. Osea del ligamento que une el diente con el hueso. La mayoría de estos casos se producen a causa de la periodontitis, en este caso debes ir al dentistas para un tratamiento específico. Infórmate más en el siguiente enlace.


Blanquear los dientes de forma natural.

¿Quieres tener unos dientes blancos de una forma casera, natural, eficaz y segura? Pues ahora puedes con unos sencillos consejos y con estos remedios.

Por una parte, vimos los métodos que habían para blanquear los dientes: TIPOS DE BLANQUEAMIENTOS.

Veamos los remedios y consejos para mantener unos dientes blancos de forma natural:

1º- Evita alimentos y bebidas químicamente agresivas, alimentos que puedan dañar el esmalte y por tanto manchar los dientes. Este tipo de alimentos son: café, vino, té, colas, mate, el tabaco (aunque no sea un alimento), y algunos tipos de salsas que tienen pigmentos.

2º- Algunos enjuagues son tan fuertes que usándolos mucho pueden hacer más daño que beneficio... puedes comprar algunos en farmacias o que no sean muy agresivos.

3º- Se sabe que hay pastas de dientes con fluoruro que a la larga producen decoloración y manchas en los dientes.

4º- Después de comer usa el hilo dental y/o enjuágate para limpiar los ácidos de la comida.

5º- Hay algunos remedios casero como el de lavarte los dientes con algún abrasivo, como por ejemplo el bicarbonato sódico. Si te lavas los dientes y colocas un poco de bicarbonato en el cepillo, verás que los dientes se vuelven blancos. Pero no hay que hacerlo todos los días... igual que no hay que hacerse todos los días tratamientos blanqueantes .

6º- Hay alimentos que ayudan a mantener los dientes blancos: la manzana, queso, zanahorias, apio, rábanos, pimientos y cualquier otro vegetal crujiente que le guste masticar.

7º- Por último, beber agua y/o comer chicle para salivar ayuda a mantener un nivel de hidratación óptima.

Ya sabes, con estos pocos remedios podrás lucir una dentadura blanca y a la vez saludable.

Bruxismo en niños pequeños.

El bruxismo (la costumbre de apretar o rechinar los dientes) no solo se da en adultos, de hecho es muy común y frecuente que se de en niños pequeños. Además, si se padece bruxismo durante la etapa de crecimiento de los dientes, no solo se desgastaran sino que también se pueden producir desviaciones de estos.

El bruxismo infantil puede aparecer en cualquier momento, pero la etapa en que aparece con más frecuencia es durante el cambio de los dientes de leche a los dientes definitivos.

Una vez nos hemos dado cuenta de que el niño tiene bruxismo hay que poner remedio, y hay que ver las alternativas que tenemos:

Tallado selectivo o ajuste oclusal: si la malposición de los dientes es leve se realizan pequeños ajustes de tallado selectivo para eliminar esos puntos de contacto entre dientes que favorecen el bruxismo.

Férula de descarga: es un aparato rígido, en forma de herradura que se ajusta perfectamente a los dientes y que se coloca por la noche para evitar el desgaste de los dientes y disminuir la sobrecarga muscular que puede producir dolor.

Ortodoncia: en el caso de que las deformidades dentales lo requieran.

Fisioterapia: ejercicios musculares para ayudar a su relajación y disminuir el dolor.

Reparación de los daños ocasionados por el desgaste dental mediante composites dentales (material especial para restaurar los daños en la superficie dental).

Ayuda psicológica si está relacionado con un problema de ansiedad o emocional.

Si quieres saber más sobre el bruxismo en adultos y en niños pincha en la palabra enlace.

Consejos para quitar el mal aliento.

El mal aliento se produce por más de una causa y entre todas, el mal aliento a causa de una higiene incompleta de la boca (no solo la dentadura) es la más común. Este tipo de mal aliento se hace a causa de unas bacterias que residen en la boca y que segregan compuestos de azufre... y este, tiene un olor nauseabundo.

En principio bastaría con realizar una buena limpieza. Para ello, puedes ver como limpiarse bien los dientes apretando en el siguiente enlace. Pero no siempre es suficiente, y por más que nos empeñemos no conseguimos obtener los resultados que queremos. Y aunque ya vimos el tema anteriormente (enlace) , estos son algunos consejos más que nos muestra un experto en http://comunidad.biensimple.com/, aquí te dejo los consejos:


1.- Evita comer alimentos con sabores fuertes como la cebolla, el ajo, el café, el alcohol y toda clase de comidas picantes.

2.- ¡Deja el cigarrillo!: Además de ser perjudicial para tus pulmones, fumar es una de las principales causas del mal aliento, además del efecto que la nicotina produce sobre tus dientes, manchándolos y dejándolos amarillos.

3.- Realiza una correcta higiene dental: Cepíllate los dientes y la lengua después de cada comida y antes de irte a dormir. Pero no olvides que el cepillado no es suficiente, el uso de seda dental y enjuague bucal también son relevantes.

4.- Bebe mucha agua: Te mantendrá hidratado, fresco y con la boca limpia.

5.- Si no tienes tu cepillo de dientes a mano, y ya terminaste de comer, come una manzana. Esta fruta tiene propiedades que eliminan el sarro y, además, el mal aliento.

6.- Agrega a tu pasta dental un poco de bicarbonato de sodio, ya que tiene la propiedad de eliminar los malos olores.

Una oclusión deficiente, una masticación deficiente.

Una buena oclusión dental hace que la masticación se produzca de una manera eficiente.

Normalmente las causas de la mala oclusión dental son varias y por tanto el tratamiento será diferente.

Las causas más comunes:

1º- Paladar hendido o estrecho.
2º- Hábitos de la infancia como chupar dedo, presionar los dientes con la lengua, usar biberón o chupete después de los tres años y tomar biberón durante mucho tiempo
3º- Dientes extras, malformados, impactados o perdidos
4º- Obturaciones, coronas, prótesis, retenedores y correctores dentales mal ajustados
5º- Mala alineación de fracturas de la mandíbula después de una lesión grave
6º- Tumores de la boca y la mandíbula


Lo que sí se sabe es que la oclusión dental tiene que ver mucho a la hora de masticar los alimentos, más incluso que la fuerza de mordedura. Básicamente la correcta masticación es mejor a mayor superficie de contacto entre los dientes.

Además, una mejor masticación hace que el bolo alimenticio entre más fácil y se digiera mejor, facilitando la digestión y la asimilación de nutrientes.

Cómo se repara un diente roto?

Si tienes un diente roto y quieres una solución, se ha quebrado por algún golpe y te afea la sonrisa o por el simple desgaste del uso y quieres que te lo reparen, existe una manera de arreglarlo sin utilizar funda dental o ortodoncia.

Con la ortodoncia, a medida que incisivos afectados se van alineando, queda más manifiesta su reducida longitud en relación con los dientes vecinos y la apariencia pobre de los mismos.

Dependiendo de la magnitud del desgaste y del tipo de sonrisa del paciente –muestra o no muestra la encía al sonreír-, podremos camuflar o no la diferencia de longitud entre los dientes afectados. Si el desgaste es marcado, y los dientes, una vez ubicados en su posición original con la ortodoncia, se muestran muy cortos, se recomendará su rehabilitación dental con composite (es una resina combinada con material orgánico e inorgánico, generalmente de cuarzo. Se utiliza para restaurar dientes –caries, fracturas, etc.- y para cementar los brackets.) o laminados (son finas facetas de cerámica, con las características anatómicas de la cara vestibular de los dientes, que se pegan a las superficies de los mismos para restaurarlos o hacerlos más blancos.).


¿La Coca-Cola daña el esmalte de los dientes?

Pues sí, la Coca Cola, la Pepsi y otras bebidas ácidas carbonatadas, tiene la capacidad de desgastar el esmalte dental.

Esto ha sido demostrado por numerosos estudios en que se comparaban personas que bebian bebidas carbonatadas ácidas con otro grupo de personas que no, los resultados de todos los estudios han demostrado que las personas que bebían bebidas tipo Coca-Cola o Pepsi sufrían un desgaste mayor que las otras.

Ahora bien, para que se produzca un desgaste significativo, la ingesta de bebida tiene que darse varias veces al día y por periodos largos de tiempo.

Así pues, beber moderadamente bebidas carbónicas ácidas no tendrá mayores consecuencias

Por cierto, otro estudio realizado a personas con ortodoncia y que bebían Coca-cola ha demostrado que esta hace que los brackets (o braquets) se despeguen con mucha facilidad.

Chocolate o caramelos.

Siempre nos han dicho que comer dulce es malo para los dientes. Que se producen caries y luego se caen los dientes. Y esto es verdad. Pero entonces ¿Qué podemos comer si queremos algo dulce?

Si quisiéramos elegir entre caramelos o chocolate, que son los dos dulces, lo mejor es el chocolate. Y contra más negro mejor. En cambio los caramelos, no aportan nada y son más perjudiciales para los dientes que el chocolate.

Unos investigadores japoneses averiguaron que la parte del grano del cacao de la que se extrae el chocolate posee contenidos antibacterianos que podrían evitar la aparición de caries. Mientras que el azúcar en la boca aumenta el riesgo del problema, este componente podría compensar el alto nivel de azúcares del chocolate.

Una curiosidad: los animales que solo comen carne no saborean el dulce.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...