Mostrando entradas con la etiqueta Problemas de la malposición dentaria.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Problemas de la malposición dentaria.. Mostrar todas las entradas

ES MALO CHUPARSE EL DEDO?

El hábito de chuparse los dedos es la continuidad de un movimiento innato que tienen los recién nacidos, el movimiento de mamar, de succionar. Hay varias explicaciones psicológicas: que si es el bebé se chupa el dedo como cierto modo de relajarse, de evitar la ira, de recordar la seguridad de la madre, etc... pero hablar de eso sería meternos en un tema muy largo que no vamos a desarrollar en un blog de salud dental. Lo que sí importa es saber de verdad si chuparse el dedo es un hábito malo para la buena formación de los dientes.

La respuesta es que sí. Este hábito de chuparse el dedo, puede alargarse en el tiempo, superando las barreras de los 5 años y en algunos casos la de los 12. Si su hijo/a se chupa el dedo tiene que tener en cuenta que esto puede producirle problemas dentales, deformaciones en el paladar y también en las encías. 

El movimiento de succión va empujando el paladar hacia arriba, deformándolo y conviertiéndolo en lo que se conoce como paladar ojival.

Otro de los defectos comunes que se observa, es la mala colocación de los dientes que tienden a deformarse hacia delante (como se observa en la imagen). Si los dientes no cierran bien, esto provocará problemas de masticación, desgaste excesivo de algunos dientes y molestias en la mandíbula. E incluso a la hora de hablar, concretamente al pronunciar ciertas letras.

Para evitar el problema conviene que los padres ayuden de forma directa y constante al niño a partir de los 3 o 4 años. Deben recompensar las mejoras y los esfuerzos que realice. En algunos casos, puedes trabajar conjuntamente con la profesora para que entre todos, se pueda eliminar ese hábito. 

Sobre la ortodoncia.

Cuando existen problemas derivados de una mala posición de los dientes (ENLACE), casi siempre se acude a la ortodoncia, que no es más que un sencillo aparato que aplica fuerzas a los dientes para desplazarlos a su posición correcta.  La ortodoncia se basa en el principio de reabsorción y formación ósea alrededor de los dientes para que sigan siendo estables. Existen varios tipos para elegir y con características diferentes:

Ortodoncia tipo "Brackets". Cada bracket es una pieza de metal pequeña que se pega al diente. Se le acopla un alambre que se va tensando y va desplazando el diente hacia donde deseemos. Hay brackets de colores y transparentes.
Para que no sea visible, el bracket puede aplicarse en la parte interna del diente (se llama ortodoncia lingual) pero este método, aunque más estético, es de una utilización más compleja que el más común.
Imagen extraída de dentalclinic.


Ortodoncia tipo extraíble o removibles. Un aparato extraíble que se apoya en la encía y el paladar, que lleva unos alambres o gomas que fuerzan a los dientes a desplazarse. Tiene la ventaja de poder sacarla y limpiar la ortodoncia y la boca de una manera más sencilla.



Ortodoncia invisible... que también es extraíble y de la que ya hablamos ( ENLACE). Es una especie de funda de resina transparente que, colocada produce una tensión determinada a los dientes, desplazando estos. Esta funda se va cambiando a medida que se mueven los dientes. Es un método cada vez más utilizado, pero por sus características se utiliza en problemas de mala posición leves, ya que no tiene tanto margen de movimiento como por ejemplo los brackets.


Problemas derivados de una mal posición dentaria.

La falta de espacio en los maxilares produce que en algunos casos los dientes no quepan correctamente alineados, por lo que se amontonan o salen hacia el paladar o hacia el labio. Esto conlleva ciertos problemas, veamos:

1º- Dolor. Especialmente en los terceros molares (muela del juicio), que comprimen el molar vecino y el hueso mandibular al querer salir y no poder  por su mala inclinación.

2º- Conservación. El contacto de los dientes, al trabajar con ejes anormales, dificulta su mantenimiento en la boca, produce sobrecarga y acelera el proceso de la pérdida de algunos dientes.

3º- Masticación. Los dientes mal encajados entorpecen la trituración de los alimentos.

4º- Fonación. En algunos casos, los espacios anómalos entre dientes dificultan la pronunciación de ciertos sonidos.

5º- Estéticos. La falta de alineación, los dientes separados, apiñados, encías desniveladas o dientes que sobresalen nos impiden lucir una bonita sonrisa.

Generalmente, para solucionar los problemas de la malposición dentaria se echa mano de la ortodoncia.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...