Mostrando entradas con la etiqueta colutorios.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta colutorios.. Mostrar todas las entradas

LA VERDAD SOBRE EL ENJUAGUE BUCAL.


Siempre nos han aconsejado que parte de la limpieza, de la higiene bucal pasa en terminar el cepillado y el uso del hilo dental, con un buen enjuague bucal. Un ingrediente que por su composición exterminaría todas las bacterias que forman la placa bacteriana o comúnmente conocido como sarro, además de prevenir frente a las caries y el mal aliento. Su estado líquido permitiría que el enjuague penetrara por todos los recovecos y poros a los cuales no podemos acceder con el cepillo y o con el hilo.

Existen enjuagues que podemos hacer en casa como son el enjuague compuesto de agua con un 10% de agua oxigenada, agua con limón o el formado por agua, sal y bicarbonato. Los tres naturales y con cierta capacidad desinfectante y abrasivo.

Pero por lo visto, aunque estos sean efectivos, también tienen su parte negativa. Por ejemplo, el agua oxigenada se sabe que a la larga y con su uso continuado puede abrasar y quemar las encías. También sucede algo parecido con el bicarbonato y la sal y con el limón. La sal y el bicarbonato sódico actúa como un abrasivo que puede blanquearnos los dientes y dar una apariencia de salud dental, pero con el uso, desgasta el esmalte dentario y facilitar la aparición de problemas como caries y roturas.

Entonces, vamos a utilizar los enjuagues que se comercializan. Seguramente pensemos que han sido testados, que se ha comprobado la eficacia y la inocuidad del enjuague. Pero no todos los productos son igual de beneficiosos, estos productos pueden producir ciertos problemas a la larga. En principio hay 3 tipos: sin alcohol, con alcohol y con Clorhexidina (no voy a poner marcas comerciales).

Los enjuagues con Clorhexidina, son muy eficaces. Son tan fuertes (aunque no lo parezca) que se recomienda no utilizarlo durante más de 6 o 7 días. Este producto no se creó para utilizarlo como enjuague bucal comercial, sino para la desinfección de aparatos quirúrgicos o para prevenir la infección tras una cirigía bucal. Suele llevar cierto grado de alcohol.

Los enjuagues con alcohol. Estos dañan las encías. Tenemos que tener en cuenta que el alcohol es muy tóxico, y por eso daña la piel en contacto con esta sustancia.

Así que, recogiendo toda esta información, podemos asegurar que el mejor enjuague bucal es aquel que se comercializa pero sin alcohol, que existe pero que como no he dicho, no voy a poner sus marcas comerciales.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...