Mostrando entradas con la etiqueta inflamación y sangrado de encías... Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inflamación y sangrado de encías... Mostrar todas las entradas

VITAMINA C Y SANGRADO DE ENCÍAS.

A veces, observamos que por las mañanas, al cepillarnos los dientes, o por un simple roce con la comida, o simplemente al salivar, nuestras encías sangran. Quizá se deba a una infección, a una caries, a la gingivitis o aun peor, a una periodontitis.

Por supuesto, hay que ir al dentista para que evalúe la situación. Mientras tanto, debes saber que muchos de estos sangrados son producto no solo de una higiene deficiente, sino también de una falta de vitamina C en nuestra dieta.

La vitamina C es importantísima para los tejidos de la boca. Por ejemplo, cuando comemos una naranja, ese jugo ácido ya de por sí limpia la boca de bacterias. Luego la vitamina C "inutiliza" los radicales libres. Estos son los causantes del daño celular en las células de huesos, encías y dientes. Además, la vitamina C es un componente indispensable del colágeno, el cemento que une las células. Además de ser esencial para la formación de tendones y huesos. De hecho, solo con la vitamina C, se pueden evitar enfermedades como el escorbuto.

La deficiencia de vitamina C evita la recuperación de las pequeñas heridas haciendo que sangren más tiempo, inflama los tejidos y facilita que estos sufran infecciones. Si la deficiencia es pronunciada, pueden producirse hasta pérdidas de dientes... entre otros.

Por tanto, para que desaparezca el sangrado es conveniente añadir alimentos con vitamina C a nuestra dieta, incluso existen suplementos que funcionan muy bien y con buen sabor. Algunos alimentos con vitamina C son: la guayaba (200 mg/taza) las fresas (95 mg/taza), la papaya (85 mg/taza), el kiwi (70 mg/pieza), la naranja (70 mg/pieza) y el mango (45 mg/taza). En cuanto a verduras, el pimiento crudo -rojo o verde-, el brócoli y la col rizada también son ricos en esta vitamina.

Una forma rápida de acabar con el sangrado de encías, es: en medio vaso de agua echamos media cucharada de sal y un limón exprimido y removemos. No hay que tomarlo, simplemente lo utilizaremos para hacer enjuagues. Hazlo sobre todo antes de acostarte y verás como en pocos días reducirás los sangrados.

Cuales son las causas de la periodontitis y la gingivitis?

Ir a la causa del problema es encontrar la solución. Y en muchos casos la periodontitis o gingivitis es un proceso que se ha producido por alguna causa que se nos ha pasado por alto o no le dábamos la importancia que tenía. Si el dentista nos comunica que tenemos periodontitis, no debemos echarnos al suelo de rodillas y suplicar que nos salve, no vamos a morir (no hay que ser alarmistas porque ahora con la tecnología que hay todo esto tiene solución). Veamos las causas más comunes de la periodontitis o gingivitis y intentemos solucionarlas.

1º- Normalmente la primera causa es la falta de higiene. Una limpieza ineficaz o escasa hace que nos dejemos restos que facilitarán la formación de placa en zonas difíciles de llegar.

2º- Beber alcohol y sobre todo fumar es otra causa que produce la gingivitis... aunque realicemos la limpieza de la boca de manera eficiente. Estos productos tóxicos tienen la propiedad de atacar la parte externa de las encías e impide que la sangre (con sus anticuerpos) llegue a todas partes.

3º- Cambios hormonales en las niñas y mujeres. Estos cambios pueden hacer que las encías se hagan más sensibles facilitando así el desarrollo de la gingivitis.

4º- Enfermedades y sus tratamientos y especialmente la diabetes. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas, la enfermedad de las encías.

5º- Medicamentos. Hay cientos de medicamentos tanto de receta médica como los que se pueden comprar sin receta, que pueden reducir el flujo de la saliva. La saliva sirve para proteger la boca y si no se tiene suficiente, la boca queda susceptible a infecciones como la enfermedad de las encías. Hay algunos medicamentos que pueden hacer que el tejido de las encías crezca más de lo normal. Esto dificulta mantener las encías limpias.

6º- Genética. Algunas personas son más propensas que otras a tener un caso grave de la enfermedad de las encías.

Algunos remedios para el sangrado de las encía.

Ya vimos la causa y el porqué se producían los sangrados de encías (enlaces). Ahora vamos a ver algunos remedios naturales y caseros que nos van a ayudar a evitar sangrados posteriores. Veamos:

1º- El primer remedio es lavar los dientes con el líquidos resultante de cocer vino con ceniza de vid, debes enjuagarte la boca como si fuera un colutorio bucal.

2º- El rábano es una hortaliza con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, frotando sobre los dientes y las encías además de combatir el dolor es útil cuando las encías sangran.

3º- Cocer cola de caballo a razón de un puñado por litro durante 5 minutos a fuego lento y tapafo. Dejar reposar 5 minutos. Colar. Hacer enjuagues de boca.

4º- Enjuague con zumo de flores de saúco.

5º- Masticar granos de trigo con agua hasta formar una pasta en la boca.

6º- Otro buen remedio es preparar una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y luego cepíllese bien con el cepillo de dientes. Sobre todo alrededor de la línea de las encías.

Hay alimentos como la manzana o el queso, que también ayudan a evitar el sangrado de encías.

Información extraída de http://www.ecoaldea.com/



¿Por qué sangran las encías?

En algunas ocasiones observamos que al comer, lavarnos los dientes, escupir, etc, nos sale una pequeña cantidad de sangre de las encía. Se dice que la sangre es muy escandalosa y, será cierto porque después de un dolor en una muela o diente, es el segundo motivo por el cual se acude al dentista. Vimos un par de remedios para el sangrado de encías: un enjuague natural y otro locutorio también natural . Pero para que los sangrados desaparezcan de forma definitiva, debemos ir a la raíz del problema, y para ello, debemos saber porqué se produce el sangrado de encías.

Se produce un sangrado de encías cuando estas están inflamadas, un sangrado es la forma que tiene el cuerpo de reducir la inflación y, no es en sí dañino, lo perjudicial es saber por qué están inflamadas. Normalmente las encías se inflaman a causa de un tipo de infección: una infección de la placa bacteriana. Cuando la placa bacteriana se asienta en la raíz del diente, produce toxinas y ataca a los tejidos, produciendo la enfermedad dental tan común como la piorrea o la gingivitis (gingiva = encía, -itis = inflamación).

La mayoría de las veces nos damos cuenta de que nos sangran cuando nos lavamos los dientes. Y entonces cometemos un error, dejamos de cepillarnos. Al abandonar el cepillado, la situación empeora y la inflamación aumenta, haciéndose el cepillado cada vez más molesto, con lo que se entra en un círculo vicioso que es preciso romper. El cepillado, suave y mantenido, en unos días hará desaparecer la inflamación y el sangrado en la mayoría de los casos. Si no es así deberíamos consultar con el dentista por si fuera necesaria una limpieza de boca, aplicación de colutorios antisépticos (fundamentalmente de clorhexidina), administración de antibióticos sistémicos o un estudio más detallado del caso que podría indicar otros tratamientos.

Quieres ver remedios caseros y naturales para el sangrado de encías???


Remedio para sangrado de encías: ratania.


Este es un remedio para evitar el sangrado de las encía:
La ratania (o Palo hurón)frena el sangrado de las encías y ayuda a combatir la infección del tejido gingival. Es por eso que se recomienda utiliza (si te sangran encías), una pasta de dientes con ratania.
Es aconsejable que tras el cepillado complementes el tratamiento utilizando enjuague bucal con un locutorio formulado con ratania y mirra o con ratania y salvia.
Algunso enjuagues utilizan además de ratania, mirra. Estas, al diluirse en agua se activan las propiedades antisépticas, bacteriostáticas y astrigentes de la mirra y la ratania.
La ratania no solo se usa para infecciones en boca, encía. Desde hace siglos se ha utilizado para anginas, faringitis, glositis,...

¿POR QUÉ ME SANGRAN LAS ENCÍAS?

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...