Mostrando entradas con la etiqueta sonrisa perfecta.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sonrisa perfecta.. Mostrar todas las entradas

CARILLAS DE PORCELANA.... una sonrisa perfecta.


Nos damos un golpe y se nos quiebran varios dientes frontales o, tras unos años sin cuidar adecuadamente la higiene dental, observamos un pequeña retracción de las encías que hace que se vean huecos oscuros entre los dientes. Pues bien, para estos dos casos, que pueden ser únicamente un problema estético y no de salud, hay una solución que no conlleva ni grandes costes ni grandes molestias, se tratan de las carillas de porcelana o facetas.

Las carillas son láminas de porcelana muy finas que se colocan sobre el diente para que la sonrisa sea más bella. No tiene ninguna otra función que la estética: no refuerza, ni protegen los dientes donde se colocan... únicamente mejora su imagen.

Dado que únicamente tienen función estética, es sencillo de poner, comparado con las coronas que estas sí deben reforzar o proteger el diente. Con un pequeño raspado de la superficie de diente basta para que la carilla se adhiera para siempre.

Una vez colocadas, el mantenimiento es sencillo. Es muy similar al mantenimientos de nuestros diente. Por ejemplo, debemos cepillarlos con regularidad e ir al dentista, periódicamente para revisar el estado de la carilla y demás dientes. Por supuesto, hay cosas que no debemos hacer, cosas de sentido común que tampoco haríamos aunque no llevásemos las carillas: morder uñas, bolígrafos, romper cáscara de frutos secos, abrir cervezas, y otras cosas que la gente aun hace sin tener en cuenta la integridad de la dentadura.

La verdad es que la colocación de las carillas nos facilitará de manera rápida y fácilmente una sonrisa perfecta. Además, en poco tiempo te acostumbras y es como si no llevaras nada. Así que si quieres una sonrisa bonita, con dientes perfectos, sin huecos entre las encías y de un colo más blanqueado, ya sabes que puedes echar mano a las carillas de porcelana o facetas.

Carillas y coronas.

Cuando tenemos problemas con dientes de formas irregulares, tamaño alterado y presencia de espacios entre los dientes que nos impiden mostrar una sonrisa estupenda como la de actores y presentadores de televisión. Las soluciones que nos puede dar el dentista, son las siguientes:


*Carillas de resinas o composite: consiste en aplicar sobre los dientes un material de su mismo color que se moldea dándole forma deseada, y que se adhiere a la superficie del los dientes mediante un grabado ácido. Para eso, no es necesario colocar anestesia local, puesto que es un procedimiento totalmente indoloro y que puede modificarse si se considera necesario. De esta manera, se consigue dar a los dientes la forma y el tamaño que deseemos de manera sencilla y nada agresiva.

*Carillas de porcelana: son delgadas láminas de porcelana que se cementan a los dientes, dándoles la forma, el tamaño y color que se desee. Para esta solución, hay que rebajar ligeramente el grosor del diente, tomar medidas y mandarlas a laboratorios de prótesis dentales para que la fabriquen. Este, una vez terminado no se puede modificar y es irreversible. No como las carillas de composite. La ventaja con las de composite es que son más duraderas.




*Coronas de porcelana: al igual que las carillas de porcelana, hay que rebajar el grosor del diente, tomar medidas y mandarlas al laboratorio de prótesis dentales para que fabriquen la corona. Cementándola al diente, es posible darle la forma, el color y el tamaño deseables.

ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...