Los dientes blancos no están más sanos.

Tener unos dientes blanco no es sinónimo de tener una dentadura sana y fuerte, según expertos pasa totalmente los contrario:

Los dientes blancos no son tan fuertes como los amarillos.

El blanco nuclear resulta más atractivo, pero las investigaciones demuestran que estos dientes tan pulcros son menos resistentes a las caries que los amarillos. Cuando nos vamos haciendo mayores, los cambios estructurales en la dentición (el tejido semióseo que se encuentra debajo del esmalte de la superficie dental) y la reducción del riego sanguíneo que llega a los dientes puede hacer que éstos se vean más amarillos, pero no por ello menos sanos. El uso excesivo de productos blanqueadores también puede eliminar la capa de esmalte protector.


En fín, no deberíamos obsesionarnos con la imagen y menos con la imagen que nos ofrecen en la televisión y en las revistas, donde modelos y famosos/as salen con blancos dientes, blanqueados recientemente pero verdaderamente más débiles.

Un remedio natural para las caries.

Esto, más que un remedio natural y casero para prevenir la formación de caries, es simplemente, un alimento muy completo con un sinfin de propiedades y que nos va a ayudar a tener una dentadura y encías bien sanas.

Se trata del té verde.

Las caries son causadas por bacterias que generan, a partir de hidratos de carbono y otros alimentos, una sustancia no soluble que se adhiere a los dientes y crea la placa o sarro. Estas placas sirven de cobijo a estas bacterias que con el tiempo irán dañando el esmalte dental e irán provocando lo que conocemos como caries.

Pues bien, el té verde tiene la propiedad de eliminar la actividad enzimática de estas bacterias. Por eso, no sólo impiden el proceso de creación del sarro, sino que además, por sus propiedades antibactericidas, también matan a las bacterias cariogénicas (formadoras de caries).

Pero no solo eso. En los dentífricos y enjuagues bucales se les suele añadir flúor porque se sabe que este es beneficioso para los dientes. El té verde tiene bastante cantidad de flúor natural que ayudará a tener un buen estado del estado del esmalte.

La acción antibacteriana del té verde es tan efectiva como otros productos utilizados en ondodoncia como la amoxicilina, cefradina o eugenol.

Más información sobre las propiedades y beneficios del té verde.

¿Con que frecuencia debe ir al dentista?


Muchas veces, uno se pregunta: ¿Con que frecuencia debo hacerme una limpieza dental.? Si voy mucho, ¿no me dañará los dientes?, es realmente necesario o hay algo de negocio en todas estas recomendaciones.

En fin, algunos dentistas aconsejan la limpieza cada año, hace tiempo, se decía cada dos, pero ahora se dice que cada 6 meses. ¿Es necesario tanto?
No hace falta decir que si se tiene gingivitis o periodonitis la frecuencia debe ser mayor, debemos evitar la infección, controlar la cantidad de placa que va apareciendo y inflamación de las encías.

Otra forma de evitar ir al dentista con tanta frecuencia es llevar tu mismo la responsabilidad de limpiarte perfectamente los dientes, para ello, simplemente se necesita un buen cepillado, enjuague e hilo dental. Así, si no tienes ningún problema, podrás demorar la visita bastante más. Ahorrarás dinero, tiempo y hacer sufrir al diente con productos abrasivos y mecánicos.

Por otra parte, las limpiezas dentales en que se utilizan productos blanqueantes, eso son muy agresivos para el esmalte del diente y no debe abusarse de ellos. De hecho, el efecto blanqueante se reduce a los 6 meses, justo cuando te recomienda que vuelvas. Pero tienes que saber que cada persona tiene un color de diente y no hay que buscar blanquearlos mucho. Si el motivo es por estética, mejor no hacerlos.

En cuanto a la limpieza. Los daños que se producen son mínimos comparado con los beneficios que se obtienen. Pero si tienes unos dientes más o menos sanos, no hace falta ir más de una vez cada dos años.


La importancia del flúor y nuestros dientes.

El flúor o fluoruro es un elemento natural que está presente, en muy pequeñas cantidades, en alimentos como el pescado azul, en algunas verduras como la col y las espinacas; en cereales como el trigo y el arroz; en frutas como las uvas y en el té.

Este mineral es muy importante a la hora de conservar nuestra salud dental. Es por eso que se añade a las pastas de dientes, enjuagues e incluso alimentos y el agua.

Entre los beneficios del flúor, se encuentran:

- El aumento de la resistencia del esmalte: Si se aplica flúor sobre los dientes, éste reacciona con el calcio de los mismos, formando fluoruro de calcio. En esta forma, el flúor reacciona con los cristales del esmalte dentario, resultando un compuesto que aumenta mucho la resistencia del esmalte.

- Favorece la remineralización: El flúor contribuye a la remineralización del diente, al favorecer la entrada en su estructura de iones de calcio y fosfato.

- Tiene acción antibacteriana: El flúor tiene acción antibacteriana atacando a las bacterias que colonizan la superficie de los dientes... una cualidad que protege los dientes a todas las edades sobre enfermedades en dientes y encías.

Pero todo en exceso es malo y como decía Aristóteles: en el punto medio esta la virtud. El exceso de Flúor es muy tóxico y puede provocar la Flúorosis que provoca el efecto opuesto al que buscabamos ya que debilita el esmalte (provocando má caries) y debilita nuestros huesos (más descalcificación y osteoporósis) . Un exceso de flúor puede decolorar o manchar los dientes para siempre.

Remedio para el bruxismo. El Estrés.

Como ya digimos, el bruxismo es el acto involuntario de apretar o rechinar los dientes, ya sea por el día o por la noche; y ya sea en personas mayores o en niños. Al ser un acto involuntario y estar relacionado con ciertos estados de ánimo o estrés, el principal remedio para eliminar el bruxismo consiste en aprender a relajarse.

La capacidad de relajarse de cada individuo , que se puede ir adquiriendo con la práctica, ayuda de gran manera a reducir la tensión acumulada en los músculos de la mandíbula. Y es principalmente este método el que es más efectivo para reducir el bruxismo. Como es un acto inconsciente, a veces es difícil darnos cuenta de que estamos apretando la mandíbula. Y técnicas como el yoga o la acupultura pueden ser verdaderos aliados para relajarnos.

Otro "truco" intentar relajar los músculos faciales siempre que nos percatemos de que están en tensión, esto se hace con el fin crear el hábito de tener estos músculos relajados. Una vez creado este hábito nos percataremos antes de cuando estamos apretando y rechinando los dientes de una manera mejor y antes.

Puedes hacer masajes o automasajes en la zona (sienes, músculos faciales, cuello y hombros) para reducir la tensión de la zona .

Acuestate mínimo 30 minutos antes de dormir, deja de hacer actividades y ves relajando el cuerpo dejando que el sueño aparezca poco a poco y se te apodere.

Nada de drogas, ejercicio, buena dieta y evitar alimentos como el café o colas antes de dormir te ayudarán a sentirte mejor.

El bruxismo. Apretar y rechinar dientes.

Algunas veces nos levantamos por la mañana con cierto dolor en la articulación de la mandíbula, con dolores musculares en cara y sobre todo en el maxilar, incluso en el cuello.

Mirate en el espejo, abre la boca y asegurate de que no tienes los dientes desgastados o planos... porque si los tienes así lo que pasa es que apretas o rechinas los dientes mientras duermes. Y a esto ... se le llama Bruxismo.

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. El bruxismo afecta entre un 10% y un 20% de la población y puede conllevar a dolor de cabeza y músculos de la mandíbula, cuello y oído.

El bruxismo puede estar vinculado al estrés de la vida, el trabajo, vida social u obligaciones cotidianas se van acumulando y aparecen en forma de tensiones, en este caso en los músculos de la mandíbula.

El bruxismo o bruxomania que afecta a adultos o niños y a ambos sexos por igual aunque la edad más frecuente de inicio está entre los 17 y los 20 años, y la remisión espontánea se suele producir después de los 40 años de edad en los casos de bruxismo crónico, aunque puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.
El bruxismo diurno suele ser más apretador que rechinador, el bruxismo nocturno puede ser de ambas formas: en algún momento del día, ya sea por el trabajo o por cualquier otra causa, se ha cogido el hábito de apretar con los dientes al mismo tiempo. Sigue siendo controvertida la diferencia en fuerza de la mordida entre hombres y mujeres.

Para no hacer largo este post, en el siguiente veremos que tratamientos hay, enlace.
¿Quieres ver el bruxismo infantil? enlace.

SE ME MUEVE UN DIENTE!!! SE ME VA A CAER?


En primer lugar y antes de nada lo primero que debes hacer es pedir hora para el dentista.

La movilidad de un diente se puede deber a muchas cosas como por ejemplo raices enanas, trauma oclusal, problemas parodontales, bruxsimo, diabetes, algun golpe, dientes chuecos etc.

Que se mueva un diente puede ser causado por varias causas, entre ellas la periodontitis (piorrea). Si es el caso, es posible que hayas observado como se retraen las encías, te dará la sensación de que los dientes parecen más grandes. La fase inicial de la periodontitis es la gingivitis, y puede ser tratada y evitar que vaya a más. También observarás las encías inflamadas, rojas o te pueden sangrar cuando te cepillas.

Básicamente el tratamiento consiste en raspar la placa dental que se ha introducido bajo la encía. A veces, es posible tomar antibiotico o antiinflamatorio. Ten en cuenta que estas enfermedades de las encías son infecciones que causan inflamación de estas. Estas enfermedades producen la desaparición de el hueso que sirve de anclaje al hueso, por eso se mueve.

De todas formas debes ir al dentista cuanto antes.


ACEITE DE COCO PARA LAS CARIES.

Las caries se producen por un gran número de bacterias alojadas en nuestra cavidad bucal que metabolizan los carbohidratos y en el pro...